campeones

Esperar en el sentido de crear expectaciones. No, no se trata de ser conformista, de no soñar, de no aspirar a grandes logros, de no entusiarmarse con un proyecto, de perder la ilusión… se trata simplemente de ser realistas, de entender que en muchas ocasiones no hay mayor enemigo para nuestra propia felicidad que nosotros mismos: la expectación desmesurada que nos autoimponemos, la que pregonamos a otros a los cuatro vientos, la que casi nunca satisfacemos creándonos una permanente sensación de fracaso, la que socava nuestra autoestima.

Leer el resto de la entrada »