Para muchos hombres no resulta sencillo entender a sus mujeres, y no son pocos los que se pierden en una maraña entre lo que creen que ellas quieren o necesitan y la respuesta negativa que a veces obtienen con sus soluciones. Hacer feliz a una mujer es mucho más sencillo de lo que parece siempre que se tengan presentes algunas premisas básicas, y que se entienda cuales son las herramientas realmente eficaces para vivir una verdadera felicidad cotidiana con nuestra pareja.

Y es que el género masculino cuando intenta hacer felices a sus mujeres apunta en ocasiones en la dirección equivocada, obviando una serie de pequeños detalles mucho más simples de lo esperado, que suponen la base donde se encuentre el verdadero secreto para conseguir que una mujer se sienta tranquila, feliz y afortunada, y evitar que las discusiones constantes vayan erosionando progresivamente la propia relación.  Leer el resto de la entrada »